Tierra Zen

Bol tibetà Thado

Está hecho artesanalmente con una aleación de 7 metales, simbolizando cada uno un planeta: oro (Sol), plata (Luna), mercurio (Mercurio), hierro (Marte), plomo (Saturno), estaño (Júpiter) y cobre (Venus). Sus gruesas paredes producen sonidos de extraordinaria duración. También vibra cuando se desliza el mazo en torno al borde superior externo variando la presión o la velocidad.

49,00 €
Impuestos incluidos
Diametro
Cantidad
  stock

  • Envíos. Forma, plazos y gastos.
Los productos comprados se enviarán a la dirección de entrega que el cliente haya indicado en los campos reservados al efecto. Yogacoop no será responsable por los errores causados en la entrega cuando la dirección de entrega introducida por el cliente en el formular Envíos. Forma, plazos y gastos. Los productos comprados se enviarán a la dirección de entrega que el cliente haya indicado en los campos reservados al efecto. Yogacoop no será responsable por los errores causados en la entrega cuando la dirección de entrega introducida por el cliente en el formular
  • Devoluciones.
De acuerdo con la normativa vigente, el cliente consumidor puede desistir de la compra dentro del plazo de 14 días naturales desde que se entiende realizada la entrega. Devoluciones. De acuerdo con la normativa vigente, el cliente consumidor puede desistir de la compra dentro del plazo de 14 días naturales desde que se entiende realizada la entrega.

Los cuencos tibetanos ya se usaban hace 4000 años y tenían usos astrológicos, terapéuticos y para rituales secretos. Se dice que tañerlos elimina tensiones en el cuerpo, limpia el ambiente de energías negativas y crea un instante de paz. Cada cuenco tiene un sonido único y cada persona una manera peculiar de tocar según su carácter o su estado de ánimo. Si se tocan varios a la vez, la vibración resultante multiplica el efecto de los sonidos.

“Escuchando la campana, siento que mis aflicciones empiezan a disolverse, mi mente se calma, mi cuerpo se relaja. Nace una sonrisa en mis labios. Siguiendo el sonido de la campana, mi respiración me devuelve a la isla segura de la plena consciencia”.
Thich Nhat Hanh

bolTibeta

Referencias Específicas