Tierra Zen

Mala Fusta

10,00 €
Impuestos incluidos

Mala en sánscrito significa guirnalda y se originó en la India.

Made in: Nepal
Características técnicas: 
108 cuentas de ± 6 mm. Madera con goma elástica.
Talla
  • L
Cantidad
  stock

Del budismo e hinduismo pasó al Islam y del Islam se transmitió al cristianismo en tiempos de las Cruzadas. Los malas o rosarios se utilizan para contar las palabras devocionales o recitaciones en la meditación de mantras. Esta consiste en repetir palabras para generar vibraciones. Se coloca en una mano y se toma una cuenta. Cada vez que se recita se hace rotar el mala y se pasa a la siguiente cuenta. Es una manera eficaz de mantenerse en el presente y apaciguar la mente consiguiendo sostener la concentración y entrar en meditación desde el japa mantra. También son un accesorio personal que define nuestra personalidad y nuestro carácter. Además, en todas las tradiciones, los malas tienen una mágica energía protectora. El rosario completo suele tener 108 cuentas.

Detalle de productos

MalaFusta

¿Aún no te has decido? Aquí tienes una selección de artículos similares que hemos preparado para ti

Producto
Mala de sàndal Mala d'os blanc Itten Madera de Agar (Aloe) - Largo
Disponibilidad
Precio
21,00 €
19,00 €
6,00 €
Descripción

Mala en sánscrito significa guirnalda y se originó en la India.
El sándalo es un árbol sagrado de la India; su madera suave y aromática es conocida por sus efectos calmantes y de purificación. Es ideal para meditar.
Made in: Nepal
Características técnicas:
108 cuentas de ± 7 mm. Madera de Sándalo.

Mala en sánscrito significa guirnalda y se originó en la India.

Para los tibetanos, el hueso de yak representa pureza, fuerza y coraje. Así pues se utilizan los malas de hueso para domar energías negativas y dolorosas. El color blanco se asocia a la divinidad Chenrezig, el Buda de la compasión cuya mirada benévola nos protege.

Elegante fragancia de preciosa madera de agar (aloe).

Enriquecida por largo tiempo en el seno de la naturaleza, la madera de Jinkoh (agar) reconforta con su aroma fragante. Este incienso ya se menciona en el libro de historia más antiguo de Japón, del siglo VIII. En el s. XVI, los guerreros samurái perfumaban con él sus armaduras. Desde la antigüedad hasta el presente, en Japón se ama esta preciosa fragancia.

No hay características para comparar